El día que dejé de seguir esperando

     Cada persona busca su propia motivación. O así pienso que debería ser. Aquello que le mueve a cruzar límites y barreras que nunca hubiese imaginado como posibles. A superarse a sí mismo. A hacerse cada día, un poco más grande, aprendiendo, progresando, mejorando, disfrutando. Aquello que te levanta temprano, a veces, muy temprano, pero siempre ilusionado porque hacerlo, supone dar un pequeño paso más hacia una meta, hacia un sueño. Aquello que te mantiene apasionado a diario y con ganas, muchas ganas de vivir.

       Supongo que, de un modo similar, podría resumir lo que han sido los últimos meses de mi vida, desde que un día, dejé de seguir esperando para hacer frente a un reto deportivo y personal que siempre había tenido: el sueño de un Ironman. Superar el triatlón de mayor exigencia del mundo venciendo 3.860 metros a nado, pedalear 180 km y correr 42.2 km. Una prueba que nació de una apuesta entre marines norteamericanos en 1978 donde querían determinar quién era el deportista más duro y completo en su conjunto. Un desafío al que siempre me quise enfrentar.

  Hoy, a sólo unas horas de lanzarme al océano Atlántico, en busca de ese sueño, mientras preparo la maleta, recuerdo como así, de niño, preparaba la ropa con cuidado y muchos nervios, por la noche, antes de cada competición. Me vienen recuerdos de aquellos entrenamientos con mi hermano Coque en el Parque Cruz-Conde y en el Fontanar, donde la disciplina, el esfuerzo y la superación marcaban el día a día. Mis primeras victorias. Mis primeras derrotas. Aquellas largas carreras por la sierra de Cardeña y Montoro, por el Albaicín y Sacromonte. Aquellas  puestas de sol corriendo por las playas del Puerto de Santa María. Y aquellos primeros rayos, cuando salía muy temprano, por bosques y praderas británicas. Aquellos amaneceres con tanto encanto en Hyde Park, corriendo con Belén. Y aquellas largas salidas en bici, atravesando la campiña inglesa, con Jorge y mis compañeros y amigos del que ha sido mi primer club de triatlón: TriLondon.

    Recuerdos que hoy me dan ánimo, fuerza y energía, pero, sobre todo, felicidad de saber cuánto me ha aportado el deporte y cómo ha marcado cada etapa de mi vida. Mañana estaré ahí, intentando disfrutar de una bonita experiencia. Y no lo haré sólo. Mi amigo Rafa, que no sabe decir no a estos retos, me acompañará en esta aventura. Pero son muchos kilómetros y sé que también estarán en mi cabeza todas las personas con las que he disfrutado del deporte a lo largo de mi vida. No sé si seré capaz de llegar a meta, si mi cuerpo y mi mente me permitirán seguir adelante. Dejaré el corazón por las playas de Huelva y por las carreteras de Portugal y ni siquiera sé, si eso será suficiente. Pero lo que sí sé ya, es que todo ha merecido la pena.

Anuncios

14 comentarios en “El día que dejé de seguir esperando

  1. A pesar de que no me tengas de cuerpo presente apoandote en este, gran día (sabes que no puedo). Te mando todo mi apoyo, mis fuerzas y mi reconocimiento, por el mero hecho de plantearte y luchar por la consecucion de este reto.
    Ni que decir tiene, que estoy convecido que llegaras a meta, en menos de 17 horas.
    Animo Pepito, tu AMIGO!!..

  2. Desde luego que ya es un triunfo! El triunfo del que mira al horizonte y lucha por un ideal, y que además no se concibe sólo en el camino… Qué ejemplo para todos! Desde Madrid me acordaré de tí.

  3. Desde muy pequeño te intenté enseñar lo importante que es el deporte y hoy tu ejemplo puede a todo. El mayor triunfo ya lo has conseguido. Ahora sólo regula como decía Indurain. Regula tu mente. Sabes que estaremos a tu lado los que vamos muchos más que no pueden hacerlo. Te quiero Hermano!!!

  4. Como dijeron hace poco… “el secreto del éxito sin duro esfuerzo y sacrificio es todavía un secreto”. Pues bien, he de decirte que para todos nosotros el éxito lo tienes más que conseguido y ahora lo que buscas es conseguir un reto, que por otra parte estoy convencido también lo lograrás mañana. Enhorabuena y sigue así para seguir teniendo “éxito” a lo largo de toda tu vida. Un abrazo muy fuerte

  5. Cierto es que vas a dejar mucho corazon en Huelva pues precisamente de eso te sobra.
    Te he conocido a fondo hace bien poco y puedo decir bien alto y con mi corazon que, a poco que consigas, sera una gran victoria.
    Abrazo y empuje!!

  6. Just a lifestyle es un proyecto que acaba de ver la luz, pero que empezó a gestarse en los 90, cuando un niño lleno de ilusión soñaba en clase con que sonara el timbre para irse a darle vueltas al fontanar. Cuando solo para el tenia sentido levantarse a las 5,30 de la mañana para ir a correr antes de que empezasen las clases en Sansueña. Hoy entiendo que es simplemente un estilo de vida. Hoy es un día importante para ti, para Just a lifestyle y para todos a los que de algún modo nos has transmitido lo que realmente significa el deporte. Solo deseo que ganes la lucha con tu cabeza porque son los kilometros los que te temen. Hoy te has levantado siendo un Califa de hierro, esta noche te acostaras siendo un Ironman.ñ

  7. Hoy ha sido un día que nunca olvidaremos y que tu llevarás grabado siempre. Hemos visto el primer rayo de sol en el Atlántico sobre tu dorsal y hemos sentido cada latido en las playas de Islantilla. En tu bici hasta el precioso pueblo portugués de Alcoutim y en el paseo hasta La Antilla. Te hemos acompañado algunos ratitos de carrera y escuchamos carros de fuego para que cruzaras tu meta, también nuestra meta. Enhorabuena Pepillo. Ahora ya sin el pellizco que he tenido desde que te inscribiste te soy las gracias por tu ejemplo y guía. Desde aquí los que hemos podido y desde tantos lugares los que no han podido estar aquí todos compartimos hoy tu sueño Campeón!!!

  8. Ya no solo de forma personal, sino a través de este bloc, quiero agradecer a mi primo, la proeza que hemos tenido la suerte de presenciar y compartir, tal día como éste, 5 de octubre, en el cual ha sido posible vivir el verdadero ejemplo de esfuerzo, sacrificio, lucha, empeño y pasión, sobre todo pasión, que nos ha entusiasmado, conmovido y emocionado.
    Desde aquí mostramos nuestra satisfacción, orgullo y reconocimiento, no solo por el indudable éxito y triunfo alcanzado, sino por la contribución que ello supone al impulso y afán de superación tanto en el deporte como en cualquier otro ámbito de la vida…
    Enhorabuena Pepito y gracias por este día. Todo ello se debe a, simplemente, un estilo de vida (Just a Lifestyle).

    1. Todos quisiéramos revivir el logro de este reto de ironman, por lo que esas memorables imágenes que tenemos grabadas y que perdurarán en nuestra retina por el tiempo, en alguna medida se pueden rememorar con esta majestuosa música que nos traslada a ese triunfo, y ello gracias al detallazo de la buena de Eva…jejeje….recordad y disfrutad!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s