Sonríe

Suena el despertador. 5.40 am. Una vez más, quedo torpemente atrapado en el embozo que me refugia mientras duermo, de posibles insectos. La primera noche me resultó molesto, ahora incluso me resulta acogedor. Miro a través de la ventana. Aún el cielo está oscuro. Al fondo, se ven en el cielo los primeros claros de luz. Ya algunos pájaros madrugadores, corren y cantan como niños traviesos recién despertados. Los gallos, no esperan a comenzar su ritual de honor demostrando quien dominará hoy, desde primera hora del día.

Mallas y zapatillas de correr. No quiero que pase un sólo día mientras vivo esta bonita etapa, que no viva como uno keniano más. A las 6 de la mañana he quedado con Robert, un chico de una tribu llamada Nandi. Robert es un chico que no tiene familia y cuando era muy pequeño fue acogido en una de las casas de niños huérfanos de Kip Keino. Desde allí, cada día, sueña con ser atleta y triunfar como quien es su ídolo y la persona que le dio un hogar.

image_2

Salir a correr temprano por los arduos caminos de tierra de Eldoret, es una experiencia especial. El sol, deja verse lentamente lanzando sus primeros rayos sobre praderas y campos de maíz. Las acacias africanas dominan desde lejos las sabanas de la Kenia occidental. Parece que aquellos pájaros madrugadores despertaron al resto, y ahora son más, muchos más, los que cantan sin parar. La pisada de Robert marca un tempo quizás más alegre de lo que yo marcaría para ser estas horas de la mañana. Sigo detrás. Comenzamos a cruzarnos grupos y grupos de atletas kenianos que no perdonan minutos luchando para conseguir su sueños. Bandas de niños que caminan y corren hacia sus colegios, sonríen y saludan con admiración. Muchos corren a tu lado, y algunos de ellos incluso te sacan los colores cuando no llegándote a la cintura, corren cargando sus mochilas más rato de lo que deberían.

Seguimos rumbo a Mr Keino High School. Los ritmos no son muy fuertes, pero la altura me está destrozando. Estamos a más de 2100 metros de altitud, y me falta oxígeno en cada respiración. Pégate a mí, me repite. Sólo queda un kilómetro, pero no puedo más. Necesito aclimatarme a esta altura. Pienso en la palabras de “Coach Simba”: “No fuerces tu cuerpo. Corre suave, siempre suave”. Cada día, tengo largas y largas conversaciones con Simba de las que podría escribir libros. Charlas sobre entrenamiento y rendimiento de los atletas kenianos, su modo de vivir el deporte, su fisiología,su alimentación, o lo que según él les hace triunfar, su cabeza.

Llegamos a casa, una horita de carrera y después algunos ejercicios y series. Cuando terminamos, Robert me pregunta: “Pepe, ¿corremos 40 minutos para recuperar?”. La respuesta en ese momento fue fácil: “Robert la recuperación hoy me parece que la voy a hacer en el sofá”.

Después de una agradable ducha de agua fría, me siento en el porche donde Charles, el chico que cocina para el Campus se dirige hacia mí siempre con su simpática sonrisa que le caracteriza: “Llambo, Mr Pepe, te traigo tu taza de Chai”. “¿Que haré sin ti Charles?” Ríe. Chai, es Té keniano mezclado con leche y azúcar. Dos años viviendo en Inglaterra y no conseguí hacerme al té. Sólo unos días, y ¡estoy muy enganchado al chai! Son las 7.45 de la mañana, desde el porche se puede sentir la brisa que agrada el momento y el sol ya habla con fuerza. Hoy va a ser un día caluroso. “¡Siéntate conmigo Charles!” – “no quiero molestarte Mr. Pepe” “sabes que no lo haces, ¡al contrario!”. Cada día le tengo que decir que conmigo se relaje y me trate como un amigo. Excesivamente servicial, atento y educado. Charles me enseña cada día alguna palabra y expresión en swahili, ¡me encanta como suena!, así además puedo comunicarme con chicos que no han podido ir al colegio, y apenas saben inglés.

image_1

Anoche me contó que desde pequeño era huérfano. Vivía con su hermana mayor y sus hijos. Cuando aún no había terminado el colegio, su hermana enfermó y él le prometió que si pasaba algo, cuidaría de sus cuatro hijos. Unos días más tarde, su hermana murió y tuvo que dejar el colegio para trabajar en el campo y mantenerlos. Después de años muy duros trabajando muchas horas cada día para poder llevar algo de comer a casa, se casó y tuvo hijos. Hace poco tiempo murió su mujer de una enfermedad. “Aquí la gente a veces muere muy pronto, hay muchas enfermedades, y no tenemos dinero para ir al hospital” me cuenta. Yo no sé qué decir. “A veces no entiendo como la gente puede olvidar y rehacer su vida tan fácilmente. Yo pienso en ella cada día” me dice con una voz temblorosa que conmueve. Respiro hondo, no es fácil aguantar. Entonces es él y no yo como debería, si fuera más fuerte, quién rompe el silencio, “pero ¿sabes qué, Mr. Pepe? Siempre tienes que llevar una sonrisa contigo. Si pienso en lo pobres que somos y en la vida tan difícil que a veces tenemos, no podría vivir. Por eso hay siempre que sonreír”.

No pasa un día sin recibir auténticas lecciones de vida. Niños muy pequeños, descalzos con ropa rota y sucia caminan solos por caminos y carreteras. Chicos que corren a diario dos y tres veces, te cuentan como sueñan cada día con poder correr fuera de África y traer dinero para ayudar a sus familias y comunidades. Padres que abandonan a sus hijos porque no pueden mantenerlos. Mujeres que caminan con litros y litros de agua sobre su cabeza para dar de beber a sus hijos. Culturas primitivas que pelean día a día por problemas de verdad. Tribus y poblados que combaten y se enfrentan a una vida injusta, simplemente con su sonrisa y con su corazón.

image

Anuncios

20 comentarios en “Sonríe

  1. Verdaderas lecciones de vida las que estas recibiendo… Conmovedores relatos y sobre todo como la lucha y la superacion diaria marca la sonrisa de las personas, sean del lugar que sean, persigan el objetivo que persigan y se encuentren en la situación que se encuentren.
    Verdaderas lecciones de viada, las que nos estas ofreciendo y relatando..

    Gracias amigo

  2. Que grande eres pepe!!! Qué bonita experiencia! A todos nos gustaría conocer gente como la que tú te estás encontrando! Disfruta cada segundo!

  3. Que bonito Pepe, me encanta como escribes es una pasada…. Dile a Robert que para un popular como yo con unas marcas que para ellos son meros rodajes son todo un espejo en el que mirarnos y poder seguir luchando el día a día.
    Un abrazo fuerte

  4. Impresionante Pepe. Me alegra que estés viviendo esta experiencia tan bonita, disfrútala y sigue contado, que lo haces genial. Besos

  5. Pepe se extremece el alma cuando leo pero al mismo tiempo se escapa una sonrisa…..la vida es dificil o la hacemos nosotros. No dejes nunca de Sonreir atraves de tu experiencia nosotros tampoco dejaremos de hacerlo. Un beso

  6. Dicen que en África, cuando pierdes tu familia se te da otra familia…. Eso para nosotros es impensable, pero para ellos lo que es impensable es estar huérfano o vivir sólo! Por eso allí la vida sonríe de otra manera, porque no se conciben solos… pase lo que pase.
    Hay que aprender mucho de ellos, primo, y tu tienes la suerte de poder verlo allí in situ. Sólo te deseo que esto que estás viendo y aprendiendo no se te olvide jamás.
    Un besazo. Estamos deseando leer tu próximo relato!

  7. Pepe ,cada vez que te leo .. nudo en la garganta, lágrimas y como dice esther ,al mismo tiempo ..esa sonrisa.
    Si señor, auténticas lecciones y que tu nos transmites con esa sensibilidad, generosidad y talento.
    Que Grande, mi hemano pequeño
    🙂
    Esperamos con ilusión, tus próximos relatos.

  8. Pepe que experiencia más maravilloso estás viviendo, y nosotros a través de ti. Disfruta de todo ello, y sigue emocionándonos con cada uno de tus relatos. VIVE!!!! Un beso muy fuerte.

  9. Pepe que pasada cojone! Disfruta mucho de esta experiencia. La verdad que es increible lo que estas viviendo! Me da mucha envidia! (de la buena! jaajaja)
    Viendo como viven da que pensar cuando nos quejamos todo el dia por tonterias… Siempre con una sonrisa! Gran ejemplo el de Charles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s